Entrevista en D.V.: «Interiorizar los valores del emprendimiento es clave para la empleabilidad de los jóvenes»

Entrevista en D.V.: «Interiorizar los valores del emprendimiento es clave para la empleabilidad de los jóvenes»

Articulo D.V.

En esta ocasión me toca ser protagonista del post. Reproduzco la entrevista publicada hoy domingo en el Diario Vasco con motivo de la colaboración y patrocinio que hemos realizado desde Adegi con el programa STARTInnova.

La entrevista dice así:

Adegi es uno de los patrocinadores de STARTInnova, iniciativa para el fomento de los comportamientos emprendedores impulsada por diariovasco.com Josean Rodriguez, Gestor de Emprendimiento y coordinador del Foro de Emprendedores de Adegi, subraya la importancia de que los jóvenes interioricen valores del emprendimiento como la pasión, la audacia, la creatividad, la tenacidad y adaptación al cambio como palanca vital para ser personas más empleables, con mayor capacidad de generar y desarrollar proyectos vitales.

Pregunta: ¿Qué lleva a Adegi a patrocinar el proyecto STARTInnova?

El hecho es que repetimos experiencia de colaboración con el Diario Vasco con el programa StartInnova. La experiencia del año pasado fue francamente positiva ya que pudimos constatar que se produjo una excelente participación de estudiantes y colegios. A la postre, esta circunstancia ha sido un acierto porque ha permitido conocer las fortalezas del programa sobre las cuales asentar este año un notable crecimiento relativo al número de colegios y alumnos participantes.

Esto no se logra si no hay un equipo por detrás trabajando con mucho compromiso y conocimiento de causa. Constatamos que los objetivos del programa están 100% alineados con nuestra visión. Promover actitudes emprendedoras en edades tempranas es imprescindible. Estamos convencidos de que la actitud emprendedora se debe interiorizar en edades tempranas, “aprender por contagio”, para después “mantenerla durante todo tu vida profesional y personal”. Cuanto antes sembremos la semilla del emprender, mejor. Nos parece muy interesante también la metodología empleada, combinando aspectos más teóricos con el ejercicio práctico de hacer un proyecto concreto y fomentando así aspectos clave como el trabajo en equipo.

Pregunta: ¿Cuáles son las principales barreras de los jóvenes a la hora de emprender?

La primera es claramente la cultural. A pesar de todos los esfuerzos que desde hace unos años se vienen haciendo en torno al emprendimiento, es un hecho que las tasas de emprendimiento (GEM) en el País Vasco son preocupantes. Todavía hoy la imagen del empresario, la percepción del riesgo económico y personal que el entorno familiar de un joven va a trasladarle, así como en muchos casos la incomprensión que van a tener que sufrir mientras viven con intensidad su proyecto, puede hacer que éstos

se retraigan por opciones más fáciles de entender. Lo que ocurre es que este paradigma del empleo ha cambiado drásticamente. Por otro lado, existen otras razones de peso que escapan a lo cultural y que se revelan como auténticos frenos para los jóvenes dispuestos a fundar su propia empresa, como son las barreras burocráticas, ficales y de índole legal en materia laboral. Pero en todo caso, conviene significar que hablamos de emprendimiento como algo más que crear empresas.

Hablamos de actitudes, de valores. De asumir que el mundo es más complejo. Los cambios y la velocidad a la que se producen son extenuantes. Ya no basta solamente con sacar buenas notas y tener un gran expediente curricular. Diferenciarse es esencial, y que la empresas aprecien en los jóvenes candidatos el ‘espíritu emprendedor’ es determinante.

Pregunta: ¿Por qué las empresas quieren contratar a personas con actitudes emprendedoras?

Porque son personas que han interiorizado valores y actitudes determinantes para llegar a su máximo potencial, tanto personal como profesional. Porque no se conforman, se adaptan, son tenaces y resistentes. Dispuestos a arriesgar en sacar las mejores ideas adelante, a jugársela. También es cierto que son personas a las que si no se les da espacio de experimentación y autonomía se van a frustrar y posiblemente abandonen esa empresa para buscar nuevos retos y horizontes.

Eso, hoy día, las empresas mas vanguardistas y mejor posicionadas lo tienen muy claro y es un elemento diferencial que buscan en las personas que quieren contratar para integrarse en sus plantillas. Los atributos del emprendimiento son mucho más que una moda del momento. Son la esencia que explica el fenómeno industrial habido en el País Vasco en nuestro pasado más reciente.

Pregunta: ¿El empresario guipuzcoano es emprendedor?

Sin ninguna duda. Lo fue en su momento cuando decidió arriesgar creando su empresa, y seguramente lo es hoy porque a la vista del contexto de la crisis, las enormes dificultades financieras, el reto de la competitividad y abrir nuevos mercados, exigen un alto componente de valor, capacidades y visión (además de gran conocimiento de gestión empresarial). Los empresarios han interiorizado que los sistemas de gestión interna existentes deben de cambiar hacia nuevos modelos donde el talento, el compromiso y las actitudes emprendedoras de los empleados sean protagonistas en fórmulas de participación donde todos ganen.

Y en Adegi estamos absolutamente implicados en favorecer, ayudar y acompañar a las pymes en su transformación en empresas del siglo XXI. Aprender a cooperar para innovar es esencial, dado que hacerlo de modo solitario e individual en muchos casos no va a ser posible.

Pregunta: ¿Cuál está siendo la experiencia de Adegi con los emprendedores a través de su Foro de Emprendedores?

Estamos aprendiendo mucho con los emprendedores que se han sumado al foro. Una reflexión interna de carácter estratégico nos dio la clave de oportunidad en torno al fenómeno de los emprendedores y la tipología de nueva empresa que estaban construyendo. Constatamos que merecía la pena explorar una vía de creación de conocimiento, de red, juntando talento y experiencias diversas en la aventura de emprender… Pusimos personas y recursos en ello y podemos decir que ha sido, está siendo, un viaje apasionante que va a entrar en su tercer año.

Recientemente el foro de Emprendedores de Adegi, conformado por unas 60 empresas, vienen de realizar una reflexión estratégica a dos años que les ha colocado unos retos y objetivos en los que un equipo de coordinación interdisciplinar interno va a trabajar con intensidad. En el futuro que se han marcado, uno de los elementos relevantes es que se han constituido como una Asociación incardinada dentro de la propia Adegi. Han conformado su propia voz, son protagonistas únicos de su futuro colectivo y buscan adherir más emprendedores y nuevas empresas. Ganar masa crítica es uno de los objetivos.

Taller «Radiografía de una valoración de un proyecto de emprendimiento». Caso Pantori

Taller Radiografía de una valoraciónHemos terminado nuestro periplo de talleres del año de la mano del bueno y cercano Iñigo Irizar, experimentado consultor en estrategia e innovación empresarial, para poner el broche al ciclo de talleres que iniciamos a mediados de año con Javier Giral (Deloitte) sobre procesos de valoración, inversión y compra-venta de empresas y startups.

En esta ocasión, le pedimos a Iñigo preparase un taller donde desplegase la metodología de Venture Capital Method sobre un caso práctico, fundamentalmente para hacernos ver “sobre el terreno” como piensa un inversor de capital riesgo, que herramientas de análisis utiliza y como las integra en un proceso de valoración y negociación para su entrada en capital de la empresa/startup invertida.

Iñigo nos propuso hacerlo sobre el proyecto Pantori, una plataforma e-commerce de venta de productos artesanos de calidad promovida por los equipos de La Salsera y La Bici Roja con nuestros queridos amigos Txomin Jauregi y Xabier de la Maza a la cabeza. El caso era perfectamente representativo para el propósito que buscábamos, puesto que ha sido testado por sus promotores en los mercados vasco y español (con indicadores y resultados auditados), y se hallan actualmente apostando (incipientemente) por el crecimiento (una vez consolidado el modelo de negocio) a través de una estrategia de internacionalización “selectiva” en países/mercados nicho con consumidor de alto poder adquisitivo y gusto por el producto gastronómico de calidad.

En el proceso de preparación del taller he de dar las gracias a Xabier de la Maza por su disposición y transparencia a la hora de “someterse” al rigor de Iñigo como evaluador del caso a presentar en el taller (que sin duda le vino bién, a Xabier…en atención a lo que luego le vendrá con los inversores). Verlos trabajar juntos fué un placer (con la colaboración de nuestro compañero y socio de Iñigo, Julián de Juan) . De hecho Iñigo ha ido generando profusa documentación desde que empezamos el diseño de este taller. Voy a intentar resumir lo principal.

En su parte inicial, Iñigo compartió con nosotros algunas reflexiones de actualidad claves según su experiencia profesional y visión del estado del arte:

  • Lo que era normal antes de la crisis, dejará de serlo después de la crisis

  • Existirá menor apalancamiento financiero y los negocios se harán a la vieja usanza (crecimiento orgánico).

  • Sé paciente con el crecimiento pero sé impaciente con la rentabilidad”. “Busca el dinero bueno, fundamentalmente el de los clientes” (Clayton Christensen)

  • En una startup el dinero sirve para “aprender”. Hay que convencer al Venture Capital que se va a aprender y porqué ese aprendizaje es relevante para el negocio (Lean Startup)

  • Todo inversor de riesgo quiere que su dinero vaya destinado a “crecimiento” no a “tapar agujeros o refinanciarse”.

  • El beneficio es una opinión, el cash flow es un dato

  • Emprendimiento, Innovación y Tecnología: Debe ser una conversación convergente donde la “tecnología, producto o plataforma creada” resuelve un problema de mercado que se puede satisfacer de manera rentable.

Entrando en la parte práctica, Iñigo expuso brevemente los fundamentos que a su juicio son relevantes en el caso Pantori, para a continuación dar la palabra a Xabier de la Maza al objeto de que explicase su lienzo de modelo de negocio.

Ambos nos hablaron de los “drivers” (palancas) fundamentales de ventas y gastos del modelo de negocio Pantori. En palabras de Xabier, los elementos críticos resultantes de su experiencia de algo más de un año en el mercado español son los que permiten la estrategia de diferenciación a la hora de replicar el negocio Pantori en los mercados internacionales (con primer ensayo realizado y testado en Londres) elegidos.

Con un plan de negocio que contempla políticas de segmentación de venta y distribución eficientes que harán crecer los ratios de rentabilidad conocidos hasta la fecha. Si bien éstos hasta la fecha han sido positivos, son aún insuficientes para convertirse hoy por hoy en una “empresa invertible” (y por tanto de medio/alto crecimiento) debido al limitado ticket de venta y alto coste logístico en la distribución del producto vendido a cliente final en el estado español.

Así Xabier nos situó en el punto práctico del estudio del modelo de “escalabilidad” de Pantori, con las líneas maestras del plan de negocio que en su caso presentará a posibles inversores dispuestos a participar en capital accionarial, posibilitando la estrategia de crecimiento e internacionalización de la plataforma. Para ello, antes deberá de pasar el difícil escollo de la fase negociación de la valoración, que marcará el devenir de Pantori a futuro.  Iñigo, a este efecto (que fundamentalmente era la esencia del taller), nos propuso su visión y expertise de la valoración desde dos marcos teóricos complementarios, el citado Venture Capital Method y los modelos estocásticos.

La aproximación teórica al VCM. Iñigo la sustanció basicamente en las siguientes ideas fuerza:

  • Si la valoración de empresas/startups y activos tiene una parte de ciencia y otra de arte, los expertos afirman que en la parte de la ciencia, una manera aceptable de valorar un activo es en función de los futuros flujos de caja libres para el accionista, descontados con una tasa que refleje el riesgo de la inversión.

  • El arte estriba en imaginar correctamente el futuro y cómo van a ser esos flujos de caja libres y qué tasa de descuento nos permite reflejar mejor el riesgo del activo.

  • El Venture Capital Method permite un diálogo constructivo sobre el activo (generalmente tecnológico) y cómo modelar su futuro. Consiste en estimar el valor a término de una inversión, típicamente a 3 o 5 años que son los plazos a los que invierte tradicionalmente un inversor de riesgo, y descontar ese valor a término con una alta tasa de descuento para traer ese valor al momento actual.

  • Pero antes de los números, hay que construir un relato y para ello nada mejor que el lienzo de Osterwalder donde definir muy claramente (en base a sus 9 bloques) como es el modelo de negocio que va a analizar el inversionista, esto es, la historia que describe cómo la empresa trabaja o va a trabajar para dar valor a los clientes y ganar dinero con ello. Y en este modelo existen dos partes, la cualitativa (bloques sección superior) y la cuantitativa (bloques sección inferior). Que duda cabe que ambas han de ser robustas y creíbles.

  • La crítica que se hace al método del Venture Capital es el de considerar sólo un escenario de éxito, es decir, sólo se considera la opción de que todo salga bien. En buena parte, este hecho hace que las tasas de descuento que se aplican sean tan elevadas.

  • La razón de que esto sea así tiene que ver con su contexto. El VCM surge en un entorno muy emprendedor ( Silicon Valley, Boston, Nueva York ) donde es aplicado por empresas e inversores de riesgo a nuevos proyectos empresariales. La simplicidad del método no deriva de la ignorancia financiera de los inversores de riesgo sino de la necesidad de éstos de evaluar miles de ideas y descubrir de entre ellas cuáles tienen un excepcional potencial.

A modo de aproximación, y mejor entendimiento, la metodología VCM identifica principalmente las siguientes etapas a las que asigna las siguientes “tasas de descuento” para  valoración de las empresas:

  • Financiación semilla: la tecnología es poco más que una idea que aún hay que desarrollar. Equivale al dinero que se pide para explorar la idea, despejar dudas y confirmar supuestos –> 80%

  • Financiación de start up: la idea está desarrollada y es razonable pensar que la tecnología es base de una ventaja competitiva (es decir, es valiosa para el cliente, única, difícil o imposible de imitar y se dispone de organización para explotarla.–> 50 a 70%

  • Empresas en sus primeras fases: la empresa ya existe y ha comenzado a generar sus primeros ingresos. La empresa necesita la financiación para llegar a su umbral de rentabilidad y comenzar a crecer.–> 40 a 60%

  • Empresas en segundas rondas: la empresa tiene beneficios pero necesita acelerar el ritmo de crecimiento. Su modelo de negocio funciona y se necesita financiación para replicarlo. –>30 a 50%

Pantori se encontraría entre la financiación de startup y empresa en sus primeras fases.

Pero, ¿Porqué son necesarios los modelos estocásticos en la valoración de la empresa?:

  • El riesgo es consecuencia de nuestra incapacidad para ver el futuro y supone un grado de incertidumbre.

  • El método estocástico permite incorporar el vector de la incertidumbre a las proyecciones que el emprendedor hace de su cuenta de resultados futura. Tiene en cuenta la variabilidad que la realidad de un mercado va a someter a la proyección de una cuenta de resultados en base a ventas.

  • Cuando el riesgo se ha evaluado subjetivamente, hemos de preguntarnos si más información puede hacer cambiar nuestra opinión y cuanto cuesta conseguirla (en tiempo y en dinero).

  • En un sentido amplio, el análisis de riesgos es cualquier método (cuantitativo o cualitativo) que permite evaluar el impacto del riesgo durante la toma de decisiones. Y se traduce en números en Excell.

  • Hay que identificar las variables determinísticas (las que conocemos y cuyos valores sabemos no van a cambiar porque dependen de decisiones propias) e identificar las variables cuyos valores no conocemos porque no dependen de nosotros (a las que llamamos estocásticas).

  • El análisis estocástico del riesgo no garantiza la mejor decisión, ya que ésta es sólo posible si existe la información perfecta. Lo que sí garantiza es que la persona que toma la decisión elige su mejor estrategia personal dada la información disponible.

Algunos datos del modelo de crecimiento Pantori (y que se pueden contar 😉 )

  • Fuente de crecimiento: Combina la retención de clientes y la captura de clientes vía publicidad.

  • Modelo de crecimiento: Incorporación de nuevos países utilizando el modelo Pantori España, modificandolo en parte según el aprendizaje obtenido:

  • Plan de incorporación de productores

  • Plan de prescriptores

  • Modelo e-commerce tipo supermercado combinado con estrategia multicanal.
  • Modelo de ingresos por servicios a toda la cadena (comunicación y RR.PP)

De los número dimos cuenta en el taller con su protagonista. Permitidme que no los exponga aquí. Son buenos, y el mejor dato es que vienen un experto como Iñigo. Excelente trabajo. Y muy agradecidos Xabier por el curro de preparación que te pegaste exponiendo vuestro caso a la “comunidad”. Seguimos aprendiendo. Iñigo nos lo cuenta mejor en la entrevista que os dejo aquí. 

Bola extra: Después del taller me encontré con este post de un muy interesante emprendedor llamado Fernando del Pozo. Habla de emprendedores con proyectos trabajados en busca de inversión, como puede ser el caso, y es la caña. 100% experencial, compartiendo valiosos aprendizajes.

Txomin Jauregi, buen hacer y credibilidad conectando negocios locales y usuarios en Internet

Maite y TxominTxomin Jauregi (Donostia 1978) decidió emprender en Internet en el 2008. No fué casualidad como veremos después. Habiendo estudiado ciencias empresariales en Deusto, su primera elección ya tuvo que ver con “salir de su zona de confort” e irse a trabajar a Barcelona como auditor para Deloitte. También es verdad que su chica (hoy su mujer) tuvo que ver en esa decisión, ya que entonces cursaba estudios de odontología en aquella ciudad.

Sea como fuere, el hecho es que trabajar para esta agencia le puso en el camino de curtirse profesionalmente auditando empresas por toda la geografía catalana. Durante dos intensos años. Trabajo a destajo y de “infantería” que le proporcionó un valioso conocimiento acerca de las empresas, más allá incluso de sus cuadros contables. Y una intuición. Un día él mismo crearía su propia empresa.

Creo que trabajar para Deloitte me proporcionó además de valiosos aprendizajes sobre los estados financieros y el buen hacer (o no) de las empresas, un carácter, una impronta sobre el trabajo y el esfuerzo que de alguna manera se proyecta como marca reconocible para terceras empresas. Así que dos años después, cuando creí que el momento de cambiar había llegado, me interesé por una oferta de empleo (también en Barcelona) de una ONG (Global Humanitaria) que estaba buscando un auditor interno. Valoraron especialmente mi experiencia anterior y fuí contratado”.

La metodología, esa por la cual logras ser eficiente y ágil en relación a tu carga y diversidad de trabajo fué algo que Txomin pudo interiorizar en su primera etapa. Ahora tendría que aprender algunas cosas más. Adaptarse a una nueva vida viajando por todo el mundo (especialmente América Latina, Asia y África) visitando las delegaciones que Global Humanitaria disponía por esos continentes era la más obvia. Un trabajo que me ponía en primera línea con la miseria, las penurias, el dolor de quien no tiene nada y necesita de la caridad para vivir. Fuí plenamente consciente de cómo se gasta el dinero que se obtiene de las donaciones para el llamado “tercer mundo”, para los países pobres…y no siempre me gustó lo que ví”.

Fué otra etapa vital en su vida que duró cinco años. Desde el inicial deslumbramiento por esos viajes llenos de contrastes y fascinación por la diversidad de culturas, países y personas que fué conociendo, al inevitable cansancio, pesadumbre (producto de la desilusión por el limitado efecto de las ayudas del “primer mundo” a estos países en miseria) y el deseo de volver a Donostia, donde ir construyendo una vida más estable con su chica.

De hecho sus dos últimos años con Global Humanitaria, lo hizo como freelance desde Donostia. Sus compromisos profesionales con la compañía pasaban por viajar 10 días al mes por todo el mundo y el resto del mes lo pasaba en su ciudad natal. Aquí pudo sucumbir a cierta laxitud y gusto por la vida ociosa, pero lejos de ello, empujado por aquél germen del emprendimiento que citaba anteriormente, decidió experimentar y complicarse la vida. Definitivamente lo suyo no era “apuntarse a un gymnasio e ir a la playa dejando pasar la vida”.

Internet era un medio que le interesaba mucho, al que alcanzaba a ver su inmenso potencial. Y estaba atento. Así en esta época, en el 2008 identificó una oportunidad de experimentación a raíz de conocer de primera mano (su chica abrió una clínica dental) lo que costaba que pequeños negocios locales se publicitasen en el incipiente mundo de la publicidad online, dominado por los grandes jugadores como páginas amarillas, 11870…Se le ocurrió conjuntamente con su cuñado (en ese momento finalizando sus estudios universitarios y a la espera de saber por donde tirar..)  prototipar una página web donde afiliar a los comercios y negocios locales a modo de directorio online donde poder ser encontrados por sus clientes. Había nacido DDonnosti.com. Sin modelo de negocio todavía, pero con una idea muy clara. Hacerse un sitio en Internet explorando sus posibilidades como proyecto enfocado en los negocios y el comercio local.

En su amateurismo sin embargo sabían que tenían que echarle imaginación, descaro y “mucha calle para patearnos todos los comercios, restaurantes y negocios de la ciudad. En 6 meses desarrollamos un directorio con 1.000 negocios. Éramos pura experimentación, unos novatos plenos de ilusión que se estaban dando a conocer pidiendo a los comerciantes que confiasen en nosotros.

De hecho, en esa exploración de Internet como canal para la creación de negocio, conocieron por unos amigos una experiencia novedosa y exitosa, que proveniente de Estados Unidos, se estaba instalando en ciudades como Madrid y Barcelona. Las compras colectivas o cupones de descuento a través de la web social eran todo un fenómeno de masas en USA gracias a Groupon. Y Txomin se hallaba en una posición privilegiada para implementar su versión local para Donostia y su área comarcal de influencia. En el mes de mayo de 2010 estaba naciendo Deskontu.

Con los 1.500 negocios agregados que disponían de su etapa anterior de aprendizaje, un posicionamiento en relación a los empresarios/as del comercio y hostelería que le otorgaba credibilidad, así como todo lo aprendido hasta entonces, desarrollaron una potente y atractiva página web para dar soporte (ahora sí) a un claro modelo de negocio en el e-commerce. Con Deskontu se profesionalizaban. Y a esto ayudaba la incorporación del suegro de Txomin al proyecto. Por ser persona de gran capacidad comercial,muy ligada al comercio de la ciudad y que a la postre ha sido determinante en la consolidación de Deskontu. Emprender en Internet sí, pero a la guipuzcoana, haciendo empresa familiar ;-).

El hecho es que en los primeros 8 meses habían conseguido 10.000 usuarios y una gran red de negocios interesados en publicitar sus ofertas. Usuarios que por otro lado eran activos en gran porcentaje y fieles compradores de las ofertas diarias. Txomin recuerda “ hubo una viralidad muy interesante, por la cual pasamos de la presión del deadline de cada final de día para publicar una oferta para el día siguiente a ser los propios negocios (fundamentalmente restaurantes) los que se pusieran en contacto con nosotros para hacernos llegar sus ofertas. Claro que también aparecieron nuestros primero dilemas de crecimiento o no, a costa de perder el control de la calidad sobre los paquetes promocionales vendidos, que nos han servido para dar con nuestra filosofía de empresa, nuestra diferenciación. Asegurar la sostenibilidad de nuestro modelo de negocio, cuidando hasta el final  la calidad de la oferta y servicio que recibe el usuario, minimizando al extremo las incidencias y no creciendo a costa de perder la confianza de nuestros stakeholders”.

Txomin lo tiene muy claro “seguiremos siendo pequeños, ágiles, no confiando en que este modelo de negocio es para toda la vida y haciendo alianzas con gente que nos gusta para implementar nuevos negocios en Internet”. De hecho hacía ya un tiempo que Txomin decidió que su proyectos y aventuras empresariales se articularan en torno a una matriz, la marca “La Bici Roja”.  Desde aquí “pilota” ayudado por Maite Roso, colaboradora principal que aporta el toque de creatividad y experiencia de usuario que caracterizan a los proyectos de La Bici Roja.

Volviendo al hilo acerca de la impredicibilidad del éxito con las nuevas ideas de negocio en Internet, Txomin nos recuerda la reciente experiencia fallida con NAU. Una idea innovadora que cubría una “demanda aparentemente inatendida” y que parecía destinada a ser un éxito…que sin embargo no fué». Txomin lo cuenta especialmente bien en este post. Humildad para saber reconocer lo que no funciona e inteligencia para aprender de ello.

Así que a partir de la experiencia NAU, afrontar experimentación en idear, desarrollar y crear nuevos proyectos asumiendo riesgos iba a ser algo que iba a hacer necesariamente sólo con buenos compañeros de aventura. Marca de la filosofía empresarial  de alianzas de La Bici Roja. El proyecto Dendatan es fruto de esta filosofía de experimentación. Una alianza con las agencias La Personnalité y Akting sustanciada en la creación de una app para Iphone desde la cual posibilitar la comunicación entre usuarios y tiendas de moda. ¿Sobre qué? Pues tan amplio y lleno de posibilidades como las tiendas y sus clientes quieran. Desde sugerencias de compras, asesoramientos en qué te va bien con qué, ofertas, rebajas…Una herramienta que está en beta y que tiene muchas posibilidades de consolidarse como una opción que aporta valor a todas las partes.

Y así llegamos al último proyecto co-creado por La Bici Roja y La Salsera: Pantori, la despensa del glotón. Debe ser que el roce hace el cariño. Siendo así, era cuestión de tiempo que  Txomin y su equipo, que trabajan en el mismo espacio (coworking que se dice ahora) con los “salseros” Xabier de la Maza, Andoni Munduate y Nacho Bueno en el Innogune de Deusto, tenía que dar sus frutos. ¿Y que esto de que va? “Pues algo tan natural como hibridar el conocimiento y pasión de La Salsera por el producto gastronómico artesano con el savoir faire Deskontu y su  su plataforma e-commerce«. Que por cierto va suficientemente bien como para pagar el sueldo a Jaime Gorospe (contratado para gestionar el proyecto Pantori) recogiendo algunos beneficios, que de facto nos colocan en el punto de encontrarnos explorando asumir nuevos riesgos que posibiliten mayores crecimientos. Pero eso es otra aventura que podremos contar un poco más adelante

Finalizamos nuestra charla hablando de emprendimiento y emprendedores. Como no podía ser de otra manera. Txomin es muy crítico con algunos aspectos que puedan estar llevándonos a una percibida “burbuja de emprendimiento”, y los mensajes desenfocados que desde algunas instancias políticas y administrativas pueden estarse haciendo. Para reconocer a continuación que es muy difícil graduar el necesario mensaje social que estimule y prestigie los comportamientos emprendedores. Es como si estuviéramos atrapados en el “O te pasas…o te quedas corto”. Y el peligro de pasarse es que saturas el mensaje por manido, y arrojas al peligro a personas que teniendo necesidad emprenden sin saber a lo que se exponen. La clave: para Txomin es “ser responsables para no pintar un panorama sobre lo que es emprender que habla de lo guay y cool que es emprender, pero no de sus dificultades y sacrificios”.

Txomin Jauregi, tipo sencillo y a la vez carismático. De los que hablan muy claro y van con la verdad por delante. Una persona especial y entrañable. Mucha suerte, porque te la mereces!.

Aquí el video editado de la entrevista:

Taller: «Tenemos el producto…¿Y ahora qué?

 puzle innovacion-producto- empresaEs conocida (y asumida con carácter general como cierta por nuestra cultura empresarial) la percepción de que la empresa vasca hace muy buen producto, pero no lo sabe vender. Una especie de «maldición histórica«, que  tiene que ver con la equivocada percepción de que si “hago buen producto a precio competitivo me vendrán a comprar”. Tópico que afortunadamente importantes empresas vascas se están encargando de “echar abajo” con indudable éxito.

Una de ellas es la tolosarra Industrias Pasaban, empresa especializada en la fabricación de maquinaria de manipulación de papel y máquinas de alta precisión para el corte. Desde 2011 no paran de darnos buenas noticias por su estrategia de ventas y comercialización a nivel internacional, así como por sus tasas de crecimiento.

Así que nos pusimos en contacto con el gerente de Pasaban, Gustavo Lascurain para proponerle realizar un taller sobre estrategia comercial y lanzamiento de producto donde compartiese con nosotros la metodología, el proceso estratégico que ha llevado a la compañía que gerencia hasta esas cotas de éxito. Para ello, Gustavo nos puso sobre la pista de Leyre Lekuona y Enrique Ayesa (Agencia DeFacto) por ser los profesionales consultores que les ayudaron a liderar ese proceso.

Ambos se prestaron encantados en colaborar cuando les pedimos que además del caso Pasaban, aportasen un caso práctico con enfoque orientado a los  emprendedores del Foro. De carácter innovador y para una tipología de nueva empresa. Tenían un caso con esos requerimientos que les parecía muy oportuno exponer: Un proyecto de fabricación de un minubus eléctrico de lujo que no tenía parangón en el mundo.

Y nos sugirieron el título de la dinámica que iban a conducir: “Tenemos el producto…¿Y ahora qué?”.

Con el siguiente argumentario:

“El aumento de la globalización requiere una perspectiva internacional tanto de marketing como de comunicación. Las empresas que quieren posicionarse y vender a nivel internacional tienen que comunicar a nivel local en cada uno de los países. Esto requiere enfoque estratégico y la integración dirigida a todos los procesos e instrumentos de la comunicación. El hecho de que una organización pueda ser identificada por sus públicos es el punto de partida para entrar en sus mentes. En cierta manera, esto no es muy difícil. El reto es diferenciarse de todos los competidores que intentan estar en esas mismas mentes.

Y la metodología propuesta para trabajar esta idea, era hacerlos con dos ejemplos. El primero, el de Pasaban, con su cortadora Compact. Un nuevo producto concebido para cubrir las necesidades de todo el mundo, como resultado de un intenso proceso de reflexión e investigación de mercado que como resultado les dieron las respuestas a:

i)¿Quién es tu cliente? (parece fácil saberlo, verdad? ii)¿Qué quiere tu cliente? (para qué hablar…) iii) ¿Quién es tu competencia? iv) ¿Qué marca comercial voy a utilizar?

Y en torno a estas grandes preguntas, todas las derivadas en las que nada se deja al azar…Nos sorprendió Gustavo cuando en su parte final nos puso un fragmento delirante de un film de Woddy Allen: «Granujas de medio pelo«. La peli va de unos “cacos de poca monta” que pretenden robar un banco y para ello abren un negocio tapadera aledaño al banco: Una tienda de venta de dulces desde la cual cavar un túnel para entrar al banco. Por supuesto cuando estaban a punto de conseguirlo, son sorprendidos por el policía listo que para sorpresa de ellos les propone un trato: No los detendrá y se olvidará de lo que han hecho …a cambio de que les permita entrar como socio en el capital de la tienda de dulces “¡¡porque es un éxito de venta y clientes y un negocio redondo!!».

El mensaje: Lo que pretendían no era bueno, pero el camino para llegar a ello “les llevó a crear algo realmente bueno: La propia tienda de venta de dulces”. Así que el consejo es: “No dejes nunca de cavar”. Sé persistente y estáte muy atento en el proceso de lo que estás construyendo” 🙂

El segundo caso, el del minubus eléctrico de lujo fué la historia de un proyecto que “fracasó” porque su equipo promotor olvidó antes hacer algo esencial. El preceptivo proceso de investigación y reflexión estratégica de mercado que contestase positivamente a la pregunta de ¿Pero alguien quiere lo que estoy fabricando?”. Cuando la oferta tecnológica va por delante del mercado te expones a que te pase esto. Parece simple, no? Pues no lo debe ser tanto…

Tanto Leyre como Enrique nos ofrecieron un completo guión de trabajo desde el que abordar toda esta reflexión anterior a que un emprendedor/a se “lance a la piscina en la fabricación de un producto o generación de servicio que el mercado después no te compra”. Y hubo mucha pregunta y debate. Especialmente en el contraste de experiencias y diferencias del negocio offline y su replica o no en el online. El negocio en Internet.

Terminamos con esta breve video entrevista que aquí os dejo.

Charlando sobre emprendimiento y empresa con alumnas del Instituto Txindoki de Beasain

Alumnas Instituto TxindokiJose Mari Garay es un profesor de bachiller que trabaja en el Instituto Txindoki de Beasain. Hace unos días decidió ponerse en contacto con nosotros para proponer diésemos una charla sobre emprendimiento y empresa a sus alumnas y alumnos de bachiller. Según me contaba, en este ciclo imparte clases de contabilidad y estaba buscando  alternativas formativas al plan de estudios, que procurase a sus alumnas la oportunidad de conocer una experiencia real de empresa, protagonizada fundamentalmente por algún joven emprendedor que hubiera decidido crear una como opción personal. Su preocupación, por tanto, era tratar de ir más allá de enseñar los principios básicos de la economía y la contabilidad aplicada a una actividad o negocio, saliéndose del encorsetamiento de una clase magistral.

Nuestro primer encuentro fué breve, apenas estos breves apuntes. Pero me dejó una gran impresión. Por ser de ese tipo de personas que transmiten honestidad y absoluto compromiso por su trabajo, por los jóvenes a los que forma. Y por ser una persona  entrañable. Perteneciente a esa especie de «viejo profesor» de Instituto que uno recuerda con cariño durante toda su vida. Así que siendo honestos, no nos hizo falta hablar demasiado más. Por mi parte le pedí concretase con sus alumnas y alumnos  un guión de preguntas y cuestiones sobre las que querían hablar especialmente y que pediría a mi querido amigo Xabier de la Maza, emprendedor «salsero», gran comunicador y protagonista de una trayectoria vital trepidante de generación de proyectos, participase en la charla fundamentalmente para aportar su experiencia y someterse a cuantas preguntas quisieran hacerle.

Cosa que hicimos este viernes pasado. Durante hora y media. Delante 18 chicas y 2 chicos, con edades de 16 y 17 años. Y nuestro entrañable profesor Jose Mari. ¿Que puedo decir? Que tanto Xabier y yo nos sentimos muy bién desde el principio, por disponer de una ocasión preciosa de poder tener una charla franca y abierta con estas chicas que están en puertas de tomar decisiones importantes de futuro. Que suponemos están tratando de entender como funciona el mundo, más allá de las cosas naturales que les tiene que preocupar a su edad. Y en esto, nos zafamos tanto Xabier como yo, en tratar de aportar nuestra visión sobre el emprendimiento, más allá de las modas y el exceso de discurso que quizás pueda haber estos días, para hablar fundamentalmente sobre sus valores, sobre que lo que entendemos son «comportamientos y actitudes emprendedoras» en clave territorial (Gipuzkoa) y coyuntura socio-económica (crisis y cambio de era).

Sí, complicado hablar de todo esto queriendo «enganchar» a nuestra exigente audiencia. 😉 El reto era hacerlo de modo empático, divertido hasta donde pudiéramos, y «removerles» (en el mejor sentido) con algunos mensajes. No estoy seguro de si lo conseguimos, pero de lo que sí estoy seguro es que Xabier estuvo espléndido en su narrativa explicando sus «maravillosas locuras» con sus socios Andoni y Nacho. Percibí que sus historias eran escuchadas con mucha atención ….y hasta con risas cuando a modo de ejemplo de «hacer cosas distintas» exhibió el video del sorteo de un queso etiqueta negra Aranburu en la época en que se ocuparon de la estrategia de venta e-commerce en Internet de un producto tradicional como es este queso de un conocido productor del Gohierri. Ese lenguaje llano y cercano de Xabier, sumado a su pasión y frescura con todo lo que hace, dificilmente aburre. A mí me tocó explicar qué es el Foro de Emprendedores, lo que hacemos en colectivo como comunidad y su porqué. Unas pinceladas sobre lo que es compartir experiencias de aprendizaje, colaborar en red, y apoyarnos. Signo de los tiempos.

Las chicas no nos contaron demasiadas cosas, supongo que es lo normal. Ya sabemos lo tímidos que somos por estas latitudes. Sí que varias de ellas cursarán estudios en distintas universidades de por aquí, como empresariales, derecho, magisterio, criminología…otros todavía no lo tenían claro. A este respecto sí que les quisimos dejar un par de ideas. Sencillas de entender, y más difíciles de ejecutar. Sugerencias como que se dejen llevar por su intuición y corazón formándose en aquello que les gusta, en lo que saben son buenas,  comprometiéndote con trabajo y esfuerzo (sí, es absolutamente compatible con divertirse y hasta hacer locuras 😉 ) en adquirir el conocimiento y las destrezas necesarias para llegar a su punto óptimo…para que una vez acaben, bien decidan trabajar por cuenta ajena, o crear una empresa (en todas las formas posibles que hoy día se puede  hacer), disfruten aprendiendo todos los días y no se conformen con aquello que no quieran. El concepto de ser dueños y protagonistas de su viaje y futuro. Minimizando el miedo a equivocarse. Se aprende más de los errores que de los aciertos. ¡Y hay que desdramatizar el error!.

Y para aquellas que no saben todavía que hacer, que no se depriman ni tengan miedo al futuro. Está lleno de oportunidades. Pero es requisito indispensable tener «hambre de conocimiento», adquirir cultura, buen inglés y estar dispuesto a viajar y conocer otras culturas y países. Nos dejamos mucho por contar, claro. ¡Pobre chicas si no! Pero les dejamos una sugerencia a este respecto. Les preguntamos si conocían el famoso discurso que Steve Jobs había pronunciado en la Universidad de Stanford y nos dijeron que no. Les pedimos que lo hicieran. Y les deseamos lo mejor!!

Os dejo esta breve entrevista a Jose Mari Garay y el propio Xabier de la Maza.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Estoy de acuerdo

ACEPTAR
Aviso de cookies