Hemos creado la alianza #KonektaGipuzkoa: «Conectando Gipuzkoa: Startups, Inversores y Empresas».

Hemos creado la alianza #KonektaGipuzkoa: «Conectando Gipuzkoa: Startups, Inversores y Empresas».

Miembros de la alianza #KonektaGipuzkoa

Miembros de la alianza #KonektaGipuzkoa.

Pues bien, 4 relevantes actores de la iniciativa privada hemos decidido sumar fuerzas y aliarnos para trabajar si cabe con mayor ambición en la consecución de un ecosistema de emprendimiento gipuzkoano, donde sus protagonistas principales, los emprendedores promotores de nuevos modelo de negocios innovadores, los inversores y el mundo de la empresa conecte mejor con la finalidad de que aumentemos las posibilidades de éxito de este territorio como ecosistema empresarial. 

Así, Adegi ( con la experiencia de su foro de emprendedores), el centro tecnológico Tecnalia Ventures,  la red de Business Angels Crecer+ Orkestra y la aceleradora de startups BerriUp nos hemos aliado y diseñado un camino donde proveer espacios y oportunidades a que la interacción entre los citados actores fluya y se produzcan interesantes operaciones y resultados. Asi el primer encuentro/evento en esta estrategia, tendrá lugar el próximo 26 de febrero en las instalaciones de Adegi. 

En todo caso la alianza #KonektaGipuzkoa da su primer paso para experimentar un formato que si bien no es original en su concepto, es decididamente ambicioso y sabe donde quiere llegar. Vamos a involucrar a otros importantes actores del territorio a este movimiento para hacerlo grande. El futuro de Gipuzkoa como región emprendedora de vanguardia está en ello.

La nota de prensa que hemos dado a conocer, decía así: 

Donostia, 22 de febrero 2016. Adegi en su calidad de agente social clave en la promoción y el desarrollo del tejido empresarial guipuzcoano viene apoyando firmemente la generación de nueva iniciativa empresarial innovadora. Es igualmente responsabilidad de la iniciativa privada cooperar para propiciar un ecosistema emprendedor bien engrasado donde las innovaciones tecnológico/industriales protagonizadas por las startups encuentren dos elementos fundamentales para  la sostenibilidad y crecimiento de sus modelos de negocio en un mercado global:

  • El acceso a la financiación (smartmoney) a través de redes business angels y fondos de capital riesgo especializados. Nos merecen especial atención los vehículos de inversión “corporate venture capital” de empresas tractoras, en tanto en cuanto es fundamental acometer estrategias de mercado con músculo financiero y experiencia desde estructuras bien profesionalizadas bajo el reto de hacer crecer a los proyectos a escala global.
  • Conectarlas con el mundo empresarial. Las posibilidades de sinergias, oportunidades de negocio y transferencia de conocimiento “bidireccional” entre las startups y la red de pymes guipuzcoanas son notables. Está contrastado que la velocidad de ejecución de ideas de negocio de las startups y la naturaleza de sus innovaciones disruptivas son claras fortalezas frente a la realidad de las grandes y medianas empresas, asentadas en estructuras de decisión más pesadas. Sin embargo las startups operan en contextos de incertidumbre y precariedad donde el rigor de una gestión profesional avanzada, observable en las curtidas pymes que compiten a diario en los mercados, es crítica. Y la realidad es que el mundo empresarial y el de las startups se ignoran.

Por ello, Adegi  con esta iniciativa hace una apuesta decidida para estimular la colaboración entre la iniciativa privada, conformando un partenariado con actores del peso de un centro tecnológico como Tecnalia catalizador de iniciativas innovadoras desarrolladas por tecnólogos que aspiran convertirse en una realidad empresarial, la red de inversores privados Crecer+ de Orkestra y una  aceleradora privada (BerriUp) de proyectos empresariales incipientes a la búsqueda de inversión.

Gipuzkoa debe aspirar a convertirse en un territorio atractivo a la inversión en startups.  Al menos tanto como otros países del entorno como Alemania, Reino Unido, Irlanda y los países nórdicos. En el marco europeo la estrategia de la Comisión Europea en este sentido es muy clara.

Creemos que hace falta la creación de espacios de encuentro adaptados a Gipuzkoa y propiciar una mejor conexión entre el triángulo compuesto por las startups, los inversores privados y la gran empresa. En Gipuzkoa, donde adolecemos de mayor número de gran empresa, sí que disponemos sin embargo de un significativo número de pymes competitivas con amplias capacidades para adoptar innovaciones disruptivas que estén alineadas con su core business . Bien directamente a través de figuras como son las adquisiciones, u otras intermedias como la participación por entrada en capital social de la startup como socio industrial.

El primer paso en la creación de estos espacios de encuentro, se producirá el próximo 26 de febrero en un evento que se celebrará en Adegi y en el que varias startups del territorio presentarán sus proyectos a un significativo número de inversores y empresarios presentes. Nuestra intención como promotores es celebrar estos encuentros dos veces al año.  A través de los mismos se quiere propiciar un intercambio de conocimiento de primer nivel, demostraciones de uso de las tecnologías presentadas y mejora del capital relacional de todos los  actores presentes.

Eric Smith, Presidente ejecutivo de Alphabet (Google), en una conferencia en el hub de emprendimiento de Berlín, apuntó tres actitudes facilitadoras para el desarrollo de  un ecosistema emprendedor (para el caso de Berlín): i) Creación de valor a través de la Innovación, ii) Apertura y franqueza entre sus actores (personas, empresas, gestores..) y por último ALIANZAS (cooperación a través de fórmulas de partenariado).

Existe unanimidad en el marco europeo,  cuando se analiza el espacio europeo como mercado y ecosistema de emprendimiento, en que uno de sus males es la excesiva fragmentación y atomización con abundancia de microespacios (conformados por startups, profesionales, gestores  y agencias)  poco conectados entre sí. Esto es extensible a cada uno de los países y regiones que conformamos Europa. Hacer por tanto una labor de concentración de fuerzas mediante el trabajo conjunto es tan crítico como clave en la mejora del ecosistema en Gipuzkoa como primer paso para hacer cosas más importantes en el europeo.

Adegi, Tecnalia, Orkestra y Berri Up, hacemos propio este enfoque en la idea de conseguir un territorio más ágil en la captación de la inversión en nuevas compañías que aspiran a consolidar y hacer crecer a escala global innovadores modelos de negocio. Solo de esta forma lograremos posicionar Gipuzkoa, y por ende el País Vasco, como territorio de vanguardia en el panorama de regiones emprendedoras europeas.

Rueda de Prensa Alianza «Conectando Gipuzkoa: Startups, Inversores y Empresas» from adegitv on Vimeo.

Entrevistas Emprendedores: Pedro Muñoz-Baroja (BerriUp): «El mundo del emprendimiento me enganchó y decidí dar el salto»

Entrevistas Emprendedores: Pedro Muñoz-Baroja (BerriUp): «El mundo del emprendimiento me enganchó y decidí dar el salto»

Pedro Muñoz-Baroja, CEO BerriUPEntrevista a Pedro Muñoz-Baroja, CEO – Fundador de la aceleradora BerriUp,  realizada y publicada en el Diario Vasco.

Empresarios. Pedro Muñoz- Baroja, Director y cofundador de Berri Up.«Hoy en día el emprendedor está todavía un poco solo en Gipuzkoa. Faltan iniciativas privadas». Pedro Muñoz dejó la gerencia en una empresa del sector del automóvil para convertirse en un trampolín para una nueva generación de empresarios 

Pedro Muñoz Baroja (San Sebastián, 1973) llevaba casi veinte años inmerso en el sector industrial cuando el mundo de los emprendedores y los problemas a que se enfrentaban empezaron a fraguar una idea en su cabeza. Detectó que había proyectos muy buenos a los que les faltaba una efectiva puesta en escena en el mercado, así que hace menos de un año creó en Donostia junto a Pablo Ayala y Álvaro Bilbao BerriUp, la primera aceleradora de startups en el País Vasco, que desarrolla programas de cuatro meses en los que proyectos de corte innovador reciben todos los apoyos necesarios para convertirse en empresas propiamente dichas. Han recibido decenas de proyectos.

– ¿Cómo cuáles? Cíteme un par…

– Desde una baliza que le colocas a un niño de forma que sus padres pueden controlar dónde se encuentra desde el móvil hasta una impresora que cocina en 3D.

– Ha creado una empresa nueva para ayudar a otras empresas nuevas. En estos tiempos que corren casi parece un acto de fe. …

– Pero al final no es que BerriUp les ayude, nosotros somos facilitadores. Por ejemplo, encontramos inversores a esos proyectos. Nosotros no tenemos el dinero, nos dirigimos a inversores para que inviertan. Traemos mentores: gente experta que ha emprendido, que ha montado una empresa y que tiene experiencia viene a tutorizar a los emprendedores. Y vienen profesionales de primer nivel de distintos ámbitos: de marketing, de finanzas, del mundo legal, a dar esa formación para que tengan todas las claves. Realmente nosotros gestionamos toda esa unión para prepararles de cara al mercado.

– Trabajaba en la industria ¿cómo se le ocurrió montar BerriUp?

– Sí, era gerente en una pyme guipuzcoana y llevaba ya nueve años cuando me empecé a interesar por el mundo del emprendimiento. Me enganchó, vi que se podía hacer algo y en un momento dado, con cuarenta años, decidí dar el salto. Vi la figura de las aceleradoras en otros países, en España también. Me pareció que en el País Vasco no había algo parecido a nivel privado. Me reuní con muchos emprendedores para ver cómo funcionaba y coincidí con dos emprendedores que tenían la misma idea y nos hicimos socios.

– ¿Y qué tal el salto? Porque de trabajar con un mercado tan tangible como el del automóvil a recibir a un montón de personas que, imagino, a veces le vendrán con ideas muy locas…

– El comienzo ha ido mejor de lo esperado. Pero yo tengo un poco la sensación de que realmente el mundo del emprendimiento no es tan diferente al mundo de la empresa. La principal diferencia es que las startups o los proyectos nuevos no tienen todavía un modelo de negocio y lo están buscando. Tienen un producto, un servicio, pero no tienen ese modelo de negocio que ya ejecuta la empresa y tienen que encontrar el cliente, el valor añadido que van ofrecerle, la financiación… Lo que sí que parece es que se ha creado un lenguaje y unas expresiones diferentes para uno y otro, como si el emprendedor y el empresario perteneciesen a mundos diferentes. Y no es así. Hay que romper esas barreras..

– Simplemente son una nueva generación de empresas.

– Exactamente. La diferencia es esa. Lo único que les falta es validar su modelo de negocio para pasar a llamarse empresarios.

– Vale, pues hablemos de los que serán los nuevos empresarios. ¿Cómo son?

– ¿El perfil? De los que han llegado aquí la edad media es de 34 años, la mayoría hombres, no sé por qué y, yo lo que sí veo es que no emprenden por necesidad, sino por iniciativa. Son personas que por vocación o simplemente porque tiene una idea de proyecto se quieren lanzar. Y lo importante es que hay que generar entre todos lo que llamamos ese ecosistema emprendedor que haga que gente que quiere dar ese paso vea dónde lanzarse y encuentre apoyo, inversión, gente que les va a ayudar y que se mueve en ese terreno. Hoy en día yo creo que todavía estamos en una situación en la que el emprendedor se encuentra un poco solo.

– ¿Incluso aquí en Gipuzkoa?

– Sí. Hay apoyo público, pero falta quizás más iniciativa e inversión privada. Nosotros nos dirigimos a emprendedores pero también nos dirigimos y buscamos personas que quieran invertir en proyectos innovadores. Y que de alguna forma a través de Berri Up puedan hacer esa inversión sin tener que estar seleccionando, buscando y analizando emprendedores y proyectos y además diversificando el riesgo.

– Siempre se habla de las grandes ideas de los emprendedores. ¿Pero cuál sería un error clásico?

– Por ejemplo, en cuanto a la validación del negocio, muchos emprendedores te dicen: ‘yo ya he estado con un montón de amigos y me han dicho que les encanta mi idea’. Vale, muy bien, pero hecho así, no sirve de nada. Hay que validarlo de otra manera. Y hay una serie de metodologías para ir al mercado y conocer realmente al cliente, sus problemas o las necesidades que puedes cubrir.

– Dicen que una idea de negocio se dinamita cuando tratas con el primer cliente…

– Sí. Lo primero que les hacemos es que vayan a hablar con los clientes pero sin mencionar su empresa o su proyecto, porque al final la gente en general es simpática, es agradable, y te dice: ‘ah, me parece muy buena idea’. Y eso no vale.

– ¿Y hay sorpresas?

– Sí, porque en esa situación el cliente potencial generalmente habla sin tapujos. Otro problema son las ideas muy buenas que no están aún en el mercado. Por ejemplo, el 65% de los padres reconocen que han perdido alguna vez a sus hijos. ¿Pero cuál es el problema? Que ninguno de ellos está buscando una solución. Si quieres vender una baliza que te avisa si el niño ha salido de un radio de cincuenta metros, por ejemplo, hay que generar mercado, y se han dirigido a hoteles, centros comerciales y parques de atracciones para ofrecer espacios seguros. Si lo pones directamente en una tienda la gente no va a ir a buscarlo, tienes que generar mercado.

– Con su propio proyecto ha empezado hace nada, unos meses. ¿Se arrepiente?

– Todo lo contrario, me arrepiento de no haberlo hecho antes. Está muy bien, y además la energía que se transmite por parte de los emprendedores es una pasada. Y cuando trabajas con gente que tiene ilusión y pasión es mucho más agradable.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Estoy de acuerdo

ACEPTAR
Aviso de cookies