Daniel Pardo (Farsens), emprender desde la Universidad con un proyecto tecnológico de I+D

Equipo FarsensDaniel Pardo (Burgos, 1983), emprendedor brillante donde los haya, se ha posicionado en un punto óptimo en su todavía incipiente carrera profesional. La startup tecnológica que gerencia, Farsens Solutions, acaba de culminar con éxito un intenso proceso de búsqueda de “capital riesgo inteligente” que abre una nueva etapa en la compañía. Garantizado el músculo financiero necesario desde el cual apalancarse, van a redimensionar  su proceso de desarrollo de producto y estrategia comercial de venta en mercados internacionales, todo ello en el marco de un nuevo plan de negocio comprometido con su Consejo de Administración. (Al que se acaban de sumar los nuevos socios del citado capital riesgo,  el grupo Ambar VC a través de Casiopea ESM2M).

Como sabéis quienes seguís este blog, venimos contando escalonadamente las historias  de las emprendedoras y emprendedores que forman parte de este Foro. Y esto es algo que nos gusta hacer especialmente cuando tenemos tan buenas noticias como ésta. Por consiguiente, mantener una charla tranquila y pausada con Dani sobre Farsens (y él mismo) donde recoger su experiencia y dedicarle este post estaba en el guión más inmediato.

Ciertamente mantuvimos algo más de una hora de grata conversación. Apasionante, según mi experiencia. Dani está colosal. Tanto es así, que he decidido arriesgar con el video resumen de la conversación, dejándolo con una duración inusual: 18’!. Valeee, too much. Es demasiado largo…quizás haya padecido una “suerte de síndrome de estocolmo” que me ha impedido “cortar y reducir” al estandar de los 10’ de rigor. Aún a  riesgo de que lo veáis pocas personas, estoy seguro de que quienes decidan hacerlo me entenderán. Espero. ;-).

A modo de resumen, adelanto algunas pinceladas de la charla:

Farsens es actualmente una compañia formada por 7 personas (6 de las cuales son ingenieros) que nació en el 2008 resultante de una spinoff del Centro Tecnológico CEIT-IK4. Es producto de un ambicioso proyecto transversal de I+D intradepartamental con 3 años de duración en el campo de los sensores inalámbricos sin batería basados en la tecnología RFID. Daniel conoció este proyecto cuando cursaba en Tecnun cuarto de Ingeniería de Telecomunicaciones. Deslumbrado por el talento y las capacidades de los ingenieros investigadores que entonces lo promovían, decidió involucrarse formando parte del equipo como investigador en primera instancia, para tiempo después dedicar su tesis doctoral al propio proyecto. Al igual que Daniel, dos ingenieros más del equipo actual formaron parte del proyecto desde sus inicios.

En esa etapa lograron 8 patentes y mucho know how. Pero tal y cómo Daniel relata: “Llegaba el momento de “tirarse a la piscina”, puesto que el centro ya no podía dar respuesta a una nueva etapa en ciernes donde había que valorizar esa I+D y tratar de industrializarla con un prototipo avanzado de producto”

Sus primeros pasos como empresa, fueron logicamente recabar apoyo de la administración vasca en forma de concesión de ayudas a la I+D, así un espacio en las instalaciones de la incubadora que Bic Berrilan posee en el Parque Científico y Tecnológico de Gipuzkoa en Donostia. A mediados de 2009 abordaron con éxito  a través de la SPRI su primera ampliación de capital con capital riesgo País Vasco.

Sin embargo a mediados de 2010 aparecieron las primeras dificultades. Como resultado de la crisis, algunos de los clientes/partners potenciales sobre los que pensaban apalancarse no se atrevieron a seguir adelante con algunas ideas de colaboración que habían preacordado.

Al respecto Daniel recuerda “Es muy frustrante constatar que despertábamos interés, pero no éramos capaces de firmar peticiones concretas basadas en nuestro plan de negocio…y esto nos sumió en un estado de desánimo, que nos lo tuvimos que sacudir buscando nuevas alternativas. Abandonar nuestro modelo de negocio nunca estuvo en nuestra cabeza, así que según el acervo “lean” había que pivotar, readaptarse a las difíciles circunstancias. Siendo conscientes que habíamos sido capaces de generar valioso conocimiento sobre esta tecnología y sus potenciales aplicaciones en la industria, servicios y otros sectores productivos, encontramos la forma de ofrecer nuestro conocimiento a terceros en forma de consultoría bajo demanda de empresas clientes que nos conocían y confiaban en nosotros sin dejar nuestros trabajos de I+D en la mejora de nuestro producto”.

Dani destaca “En esta última travesía de tres años ha sido mucho lo que hemos aprendido. Producto de nuestras dificultades, de invertir mucho tiempo en presentarnos en foros de inversión, eventos de todo tipo…que si bien pudieron restarnos intensidad y fuerza comercial aparente, posibilitó que hayamos conocido (y nos conociesen) mucha gente interesante de las que hemos aprendido y recibido buenas ideas. Todo ese networking, esos contrastes obtenidos,  eran necesarios y no nos arrepentimos de nada de lo que nos ha tocado hacer”.

La entrevista contiene además reflexiones sobre el lienzo de su modelo de negocio, con mención especial a su propuesta de valor, una tecnología avanzada e innovadora con múltiples aplicaciones que resuelve problemas a sectores productivos diversos, absolutamente focalizada en mercados internacionales donde han recibido muestras de interés en su producto (especialmente en USA y Asia).

En este sentido, es especialmente sorprendente el relato de Daniel en relación a la competencia que su tecnología tenía en el mundo: “Nuestra tecnología no tenía parangón. No había competencia, y este hecho lógicamente nos causaba desazón, perplejidad…y muchas dificultades a la hora de explicar a nuestros potenciales clientes las soluciones que nuestras aplicaciones ofrecían a sus problemas. Nos respondían: “Eso es imposible” “Eso no se puede hacer”! Y como no tenían referencias, apostar por nosotros era una especie de acto de fé que no acababan de aceptar. El hecho de que a día de hoy hayan aparecido tecnologías distintas, que resuelven idénticos problemas que nuestra propuesta de valor, ha hecho que nuestras posibilidades de venta de producto hayan aumentado. El cliente por fin nos percibe como una solución viable e innovadora a sus problemas y necesidades”.

Fuímos terminando la entrevista hablando, cómo no, acerca de Gipuzkoa y Euskadi como ecosistema emprendedor para finalizar en clave más personal, unos breve trazos acerca de la propia historia personal de Daniel como emprendedor. Un tipo genial, relevante, que dirige una compañía con un gran equipo de personas llamadas a aportar mucho valor a nuestro territorio. Un buen ejemplo de cómo emprender.

Disfruten de la charla. Personalmente, yo lo hice 🙂

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Estoy de acuerdo

ACEPTAR
Aviso de cookies