Jesús de la Fuente, el emprendedor que se anticipó al futuro.

Jesus de la FuenteJesús de la Fuente (Santander, 1975) pertenece a ese pequeño grupo selecto de “emprendedores de alto impacto”  que se citan en los estudios anuales de emprendimiento (GEM-CAPV) a los que nos tienen acostumbrados el personal investigador de Orkestra. Se les puede describir como “aquellas personas que desarrollan iniciativas innovadoras, con potencial de crecimiento global, cuyos modelos de negocio tienen replicabilidad y escalabilidad, y provocan un impacto social y/o ambiental  creando empleo y riqueza“.

Su carta de presentación es la de haber fundado en el 2010  la startup Graphenea para la fabricación de un nuevo material proveniente del carbono llamado grafeno, cuyas propiedades acababan de ser descubiertas por unos investigadores científicos europeos en el 2004. Estaba por tanto todo por hacer al hallarse este descubrimiento en su fase temprana, con una demanda muy baja y de nicho. Fundamentalmente para satisfacer necesidades de laboratorios de compañías avanzadas que lo estaban investigando y ensayando prototipos.

Pero antes de continuar echemos un vistazo hacia atrás, puesto que no se puede comprender el nacimiento de Graphenea sin conocer previamente el background  adquirido por su fundador en etapas anteriores. Una intensa carrera profesional jalonada de sólidos aprendizajes y experiencia empresarial. La historia comienza cuando Jesús decidió dejar su ciudad natal para trasladarse a la Universidad de Deusto (Bilbao) para cursar Ingeniería de Telecomunicaciones. Sin embargo sus inicios profesionales se decantaron por el asesoramiento empresarial y consultoría integrándose en la oficina de Bilbao de la prestigiosa (entonces) firma Arthur Andersen donde durante siete años como consultor tuvo ocasión de aprender lo principal sobre  gestión empresarial a través de importantes clientes. En palabras de Jesús “fue una intensa etapa que me dió la oportunidad de conocer muy de cerca a buena parte de las principales empresas vascas, tanto financieras, como de servicios e industriales. Fueron éstas últimas, las que me marcaron especialmente. Empecé a inocular el virus de crear empresa, como forma responsable de generar un impacto en términos de riqueza y empleo“.

Quizás ese descubrimiento le empujó a cursar unos años más tarde un MBA por el IESE en Administración de Empresas. Quizás también, en contra de la lógica de aquellos años, ver caer de un modo deshonroso por el escándalo Enron a su compañía líder mundial en servicios de asesoramiento financiero. Primera gran lección de calado. Pero todavía no había llegado su momento de emprender. Le ofrecieron formar parte de la oficina de PWC en Bilbao integrándose con todo su equipo de Arthur Andersen. “Fueron tres años y medio más en el sector de asesoramiento financiero a las empresas igualmente enriquecedor. Pero en mi cabeza bullía la idea de emprender un proyecto industrial, o al menos trasladar mi experiencia a la dirección de alguna empresa del sector que quisiera contratarme“. Así recaló en la empresa Ezpeleta, que gerenció durante un año y medio. No duró más. Llevaba tiempo leyendo profusamente sobre el descubrimiento del grafeno, vislumbrando las enormes oportunidades que su fabricación a medio plazo iban a ofrecer a la sociedad.  En sus palabras “Me llegó un punto en mi vida que entendí que debía de poner mis manos, corazón y cabeza en lo que de verdad deseaba. Decidí preparar mi relevo con el consejo de administración de Ezpeleta y fundar la startup con la que afrontaría el colosal reto de fabricar un grafeno de alta calidad. Era el momento, y estaba maduro para ello

Los siguientes pasos fueron simultáneos. Por un lado recabar el capital intelectual y económico de personas cualificadas que conocía de mi etapa anterior implicándoles como socios inversores y de otro contactar y recibir el decidido apoyo de los agentes principales de la red vasca de promoción industrial de ciencia y tecnología. Estaba naciendo Graphenea“.

Contratar un equipo excelente de personal investigador y científico era otra granInvestigadora Graphenea(2) decisión. La piedra angular que habría de sustentar el proyecto.  Para ello contó con la inestimable ayuda de CIC Nanogune (socios de la compañía). Ficharon a Amaia Zurutuza, una acreditada investigadora vasca de polímeros formada y afincada en U.K como directora científica, y una fórmula mixta de contratación de cuatro asesores científicos de primer nivel internacional sumado a la contratación de talento local de cuatro investigadoras químicas “full time”. El objetivo era producir grafeno film de muy alta calidad, quizás el más complejo de obtener pero que les confería un diferencial y posicionamiento únicos en Europa y de las pocas en el resto del mundo. Y es que se decantaron por utilizar una innovadora tecnología de obtención de grafeno adecuado para aplicaciones industriales que además de ser respetuosa con el medio ambiente, le permitía no depender de ninguna materia prima escasa o costosa.

GrapheneaLas conversaciones siguientes, la planificación y metodologia a seguir la tenía muy clara. Consolidó la participación en la compañía de los socios privados fundadores con aportación de capital, y se aseguró el apoyo fundamental de la red vasca de ciencia y tecnología como son la SPRI y CIC Nanogune con aportaciones de capital igualmente.  Pasada esta fase (todo con orden y en su tiempo) formalizaron una ampliación de capital de 0,8 millones con la sociedad de capital riesgo Seed Gipuzkoa, completando así las necesidades de capital previstas en su plan de negocio que requerían en el año 2011 unas inversiones superiores a los 3 millones de euros.

Graphenea es una compañía absolutamente global, con el 99% de venta de producto internacional. Sus clientes principales son compañías como Nokia, Philips y Nissan, en mercados como el norteamericano y asiático.Claro que ser global se dice fácil, quien no quiere serlo, ¿verdad?. Jesús tenía muy claro que “no sólo tienes que ocuparte de armar un proyecto tecnológico de modo impecable, en el cual haces una intensa inversión de capital y conocimiento. Tienes que ocuparte también, y mucho, de la parte comercial, esa gran olvidada… Invertir recursos en tiempo y dinero para tejer una buena red de distribuidores y apalancarte con clientes importantes. Es fundamental. Es lo que nosotros hicimos y nos está funcionando. Nokia ha sido nuestro cliente principal, nuestro gran prescriptor, sobre el que nos hemos apalancado

Esa intensa actividad en los foros principales del grafeno a nivel mundial les ha dado un resultado absolutamente espectacular. Acabamos de conocer  que la U.E. ha adjudicado la partida económica más importante en su historia a dos megaproyectos de investigación ganadores entre otros muchos presentados, a saber, la iniciativa para investigar y explotar las propiedades del grafeno y el proyecto ‘Cerebro Humano’ sobre inteligencia artificial. Apostilla Jesús: “Y nosotros formamos parte del consorcio de 74 compañías europeas que con una dotación económica de mil millones (1.000M) de euros vamos a realizar la investigación científica sobre las aplicaciones del grafeno y su impacto económico como explotación industrial en el marco del proyecto europeo ‘FET Flagship’. Es un proyecto para los próximos diez años. Un éxito sin precedentes“.

Una excelente noticia, que a corto va a suponer más contratación de personal que se va a incorporar a la compañía, un anticipo de lo que está por llegar a medio plazo: La creación de una “planta industrial” para la fabricación del grafeno en un orden de magnitud superior. El reto es suministrar a toda una industria con aplicaciones en campos como la microelectrónica, la energia, la aeronaútica o los biomateriales. Las perspectivas son EXCELENTES!! Go Jesús, go!! 🙂

Y el bonus track. La entrevista a Jesús de la Fuente. 15 minutos magistrales sobre liderazgo emprendedor y creación de valor.

2 Comentarios

  1. Iñaki

    Tuve la oportunidad y suerte de conocer a Jesús en su etapa como consultor y desde entonces solo puedo decir una cosa: es una gran persona. No hace falta que hable de su talla profesional porque los detalles aportados en esta información hablan por sí solos. Liderazgo, conocimiento, equipo, etc.

  2. Josean Rodriguez

    Muchas gracias Iñaki por tu comentario!!
    No puedo estar más de acuerdo….un atributo, ser buena gente, que estoy comprobando es compartido por muchas personas que han tratado/colaborado con Jesús.
    Personalmente le he conocido hace relativamente poco tiempo y le admiro también por lo entrañable y generoso que es. Un gozada de persona y le queremos por ello! 🙂
    abrazo 🙂

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com... Valora en Bitacoras.com: Jesús de la Fuente (Santander, 1975) pertenece a ese pequeño grupo selecto de “emprendedores…
  2. Taller: Mesa redonda Emprendedores & Inversores - Foro de Emprendedores - [...] clásicos talleres. Sólo que esta vez en formato mesa redonda con cuatro excelentes ponentes. Jesús de la Fuente (Graphenea)…

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Estoy de acuerdo

ACEPTAR
Aviso de cookies